Fabricar Gel desinfectante

Estamos en plena desescalada pero no hay que bajar la guardia en cuanto a medidas higiénicas y prevención. Junto con la mascarilla el otro elemento básico para no contagiarte es tener las manos perfectamente limpias. Pero aunque parece que hay suficiente suministro, hay que curarse en salud y poder crearte tu propio gel desinfectante.

No se trata de estar todo el tiempo frotándose con él pero sí te recomendamos cada cierto tiempo usarlo e inmediatamente después de tocar cualquier superficie que suelen tocar mucha gente durante el día: las barandillas, los cristales y los botones de metro o tren, los carros de la compra y el dinero.

Gel desinfectante

La propuesta de la OMS para fabricar tu propio gel desinfectante

Son ingredientes sencillos y baratos que en su justa medida te dará un gel adecuado contra los virus. Vamos a indicarte qué necesitas y cómo fabricarlo. Se recomienda llevar siempre un bote de desinfectante y úsalo con frecuencia porque se he demostrado que disminuye radicalmente el riesgo de contagio.

Los ingredientes de tu gel desinfectante según la Organización Mundial de la Salud:

  • 250 ml alcohol 96º
  • 7 ml agua oxigenada
  • 30 ml de agua destilada
  • 5 ml de glicerina líquida

El gel desinfectante más elaborado y espeso sería como un formato hidrogel, con un mayor gasto en ingredientes pero más completo y además cuidando la piel de tus manos.

Necesitas:

  • Alcohol isopropílico para matar e impedir el crecimiento de microorganismos.
  • Aceite de árbol de té por sus propiedades antibacterianas y antivirales.
  • Aceite de lavanda por su capacidad para combatir virus y bacterias.
  • Opcional un aceite de rosa mosqueta, limón, azahar, eucalipto o cualquier tipo que proporcione además un olor agradable y/o el indicado aloe vera sin quieres que no te irrite la piel.
  • Por último el recipiente, un envase de plástico de 100 mililitros con tapa de botón o presión, a tu gusto.

En esta opción más elaborada tampoco es difícil el proceso:

  • Añade 8 cucharadas de gel de aloe vera a un bol de cristal.
  • Añade 6 cucharadas (90 mililitros) de alcohol isopropílico. Se recomienda utilizar el etanol con una concentración de más de un 60%.
  • Agrega al bol si lo añades el resto de elementos en esta proporción: 16 gotas de aceite del árbol del té, 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas del aceite esencial que hayas elegido para perfumar el gel desinfectante. Para facilitar el proceso puedes usar cuentagotas pero asegúrate de que esté estéril.
  • Mezcla todo con una cuchara y listo. Ya tienes tu gel desinfectante de máxima seguridad y eficacia.

El gel desinfectante de manos debe tener una concentración de al menos un 60% de alcohol isopropílico para eliminar los gérmenes e infecciones. Si sufres de manos sensibles puedes añadir un 30% de aloe vera y así tendrás un completo desinfectante y encima con buen olor o beneficios para la piel.

También recuerda que si no te impregnas bien toda la mano con el desinfectante no será lo eficaz que debe. Por ello debes lavarte bien las dos palmas, la parte opuesta, entre los dedos y frotar también los dedos gordos. No dejes ningún rincón de tu mano sin frotar bien y espera a que se seque. Es cuando ya estarán desinfectadas.

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »