Efectividad

La efectividad en la desinfección dependerá de la concentración y tamaño de microgota para destruir los microorganismos o inhibir su desarrollo contaminante.

La desinfección se emplea para destruir los microorganismos o inhibir su desarrollo en el aire o en superficies contaminadas. Se debe emplear en concentraciones muy bajas en el caso de querer aplicarlo sobre organismos vivos.

AOP FOG se adapta a la desinfección de superficies y por vía aérea:

  • la desinfección de choque de superficies altamente contaminadas con materia orgánica y de ambientes;
  • la eliminación del moho en paredes y superficies;
  • la desinfección de laboratorios, áreas clínicas y veterinarias;
  • la eliminación de biopelículas;
  • elimina los malos olores;

 

Es un sistema bactericida, fungicida, Levuricida, esporicida y viricida, es decir, eficaz contra bacterias (Legionela, Pseudomonas, E. coli, Listeria monocytogenes), virus (incluyendo bacteriófagos), hongos, levaduras, mohos, protozoos y esporas.

Principio de Funcionamiento

El principio activo utilizado es el peróxido de hidrogeno (H2O2) y el ozono licuado en agua O3. En el proceso de producción, los dos desinfectantes se juntan a escala 1:1 para generar el radical hidroxilo, logrando un biocida de gran efectividad. El radical hidroxilo (OH), una molécula formada por un átomo de hidrógeno y un átomo de oxígeno con un electrón libre (desapareado), es uno de los gases más reactivos de la atmósfera.

El radical de hidroxilo ataca transportado por microgotitas homogéneas las moléculas de la pared celular del microorganismo que es destruída. Luego entra en su estructura y desactiva el patógeno quedando en segundos mineralizado.

Su poder oxidante sobre la materia orgánica infiere al producto la capacidad necesaria para la limpieza, higiene y desinfección de superficies con alta contaminación orgánica. También ayuda a desinfectar y purificar ambientes dando una sensación de frescor.

Se puede decir que el radical de hidroxilo no tiene límites en el número y especies de microorganismos que puede eliminar, dado que actúa sobre éstos a varios niveles. La oxidación directa de la pared celular constituye su principal modo de acción. Esta oxidación provoca la rotura de dicha pared, propiciando así que los constituyentes celulares salgan de la célula o se expongan al exterior en un ambiente aeróbico.

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), «Los virus encapsulados son susceptibles a una amplia gama de desinfectantes utilizados para la desinfección de superficies duras no porosas. En contraste, los virus desnudos son más resistentes a los desinfectantes.»

La EPA (US Environmental Protection Agency) tiene un listado de desinfectantes que especifican en su etiqueta su eficacia contra virus desnudos (por ejemplo, norovirus, rotavirus, adenovirus, virus de la poliomielitis), y que tienen un amplio espectro antiviral ya que son capaces de inactivar tanto virus envueltos como desnudos.

En la Unión Europea, con la entrada en vigor del Reglamento para Productos Biocidas (BPR, por sus siglas en inglés), se incluyen los elementos del radical de hidroxilo como es el ozono como biocida para distintos usos, dentro del grupo de Desinfectantes se lo clasificó como aplicable a la desinfección de superficies, materiales, equipos, muebles, sistemas de aire acondicionado, paredes, suelos de lugares públicos y privados, zonas industriales y otras zonas destinadas a actividades profesionales, también destinado a desinfección de aire.

De hecho, según la OMS, el ozono es el desinfectante más eficiente para todo tipo de microorganismos. En el documento de la OMS al que nos referimos, se detalla que, con concentraciones de ozono de 0,1-0,2 mg/L.min, se consigue una inactivación del 99% de rotavirus y polio-virus, pertenecientes también al grupo 4 de los coronavirus.

Oxidación virus con Ozono

Así en un estudio más reciente (2006), se evaluó una serie de fagos, (virus usados como indicadores, como hemos señalado) desnudos y envueltos, con los cuatro tipos de material genético posible: de cadena simple (ssARN, ssADN) y de cadena doble (dsARN y dsADN), a fin de determinar la capacidad viricida del ozono en distintas condiciones.

Saber más sobre su regulación click aquí


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »