Dióxido de carbono CO2

Cada año se bate un nuevo récord de concentración de carbono en la atmósfera. En cada bocanada de aire que exhalamos, vertemos CO2 a la atmósfera. Eso demuestra que, en general, no es un gas tóxico para las personas. Y, sin embargo, es clave en el calentamiento global.

El CO2, dióxido de carbono, es el principal gas de efecto invernadero de origen humano.

 

Exhalar CO2

El dióxido de carbono (CO2) es un gas incoloro e inodoro compuesto por un átomo de carbono y dos de oxígeno en enlaces covalentes. Realmente el CO2 forma parte de la naturaleza y es indispensable para la vida en la Tierra. De no existir el CO2 las plantas no existirían, ya que éstas lo necesitan para realizar la fotosíntesis. El CO2 no es realmente un tóxico, en el sentido de daño o envenenamiento por inhalación, ya que realmente es un gas que los seres vivos exhalan en su respiración. Se encuentra de forma natural en el aire ambiente en concentraciones que varían entre 300 ppm a 550 ppm dependiendo de si medimos en entornos rurales o urbanos.

El CO2 produce el desplazamiento del oxígeno y en concentraciones altas, de más de 30.000 ppm, puede producir asfixia. En aire interior el CO2 es un gran indicador de la calidad de aire ya que actúa como chivato de la renovación de aire. Es sabido que a partir de concentraciones de más de 800 ppm en entornos laborales, se comienzan a producir quejas debidas a olores.

Efectos en la salud

El principal efecto que produce el CO2 es la asfixia por desplazamiento del oxígeno, pero esto se produce por concentraciones muy altas capaces de desplazar el oxígeno y reducir su concentración por debajo del 20%. En concentraciones altas, cercanas a la 30.000 ppm, puede causar dolores de cabeza, falta de concentración, somnolencia, mareos y problemas respiratorios. En entornos laborales, como oficinas, se comienzan a tener quejas de olores a partir de las 800-1000 ppm.

Es importante señalar que las personas con problemas de asma o SQM deben proveerse de un aire con bajas concentraciones de CO2.

Colegios y CO2

Un grupo a tener en cuenta especialmente son los niños en los colegios. En España no hay normativa que regule el nivel de CO2 en los colegios, como si lo tienen por ejemplo en Francia, y es bien conocida la relación entre el bajo rendimiento escolar y los altos niveles de CO2. Además los niños debido a su metabolismo y actividad producen mucho más CO2 que los adultos.

Ciclo del dióxido de carbono

Principales Fuentes

La principal fuente en ambientes interiores es la respiración humana. Se deben considerar otras posibles fuentes debidas a combustión en casos de altos niveles de concentración.

Niveles habituales

Los niveles habituales que podamos encontrar en un ambiente interior estará relacionado con las diferentes variables que afectan a este factor como son: Niveles en aire exterior, fuentes interiores, niveles de ocupación y tasas de ventilación.

¿Cuánto CO2 hay concentrado en la atmósfera?

Según la Organización Meteorológica Mundial, el año 2018 cerró con 407,8 partes de CO2 por millón de partes por millón (ppm). Eso confirma el crecimiento sostenido desde hace décadas en la presencia de este gas. 2017 marcó un récord de 405,5. En 2015 se superó por primera vez en, al menos 3 millones de años, la barrera de las 400 ppm. Todas estas cifras son ya en este otoño de 2019 superiores: 410,15 ppm el 23 de noviembre en el Observatorio de Mauna Loa. Los mínimos se suelen dar en el verano del hemisferio norte.

Los niveles de CO2 continúan creciendo a un ritmo récord de todos los tiempos porque la quema de carbón, petróleo y gas natural también ha alcanzado niveles récord.

Atrás quedaron los tiempos en que los volcanes inyectaban la mayoría del CO2 a la atmósfera. A nivel global, la mitad del CO2 de origen humano procede de la quema de combustibles para producir electricidad. Le sigue la quema de carburantes para el transporte (20%) –aviones y automóviles, sobre todo– y los procesos de la industria (19%).

El CO2 permanece en la atmósfera durante siglos y en los océanos por más tiempo. Por su parte, las concentraciones de metano y óxido nitroso también aumentaron en mayores cantidades que durante la última década.

¿Es tóxico el CO2?

Hay una preocupación creciente por reducir las emisiones de CO2, especialmente en las ciudades. La quema de carbón para producir electricidad o calor y el transporte son las principales fuentes de este contaminante.

El proceso de respiración de los animales, entre quienes nos encontramos, implica que inhalamos oxígeno molecular (O2) y exhalamos CO2. En realidad, se da en todos los organismos aerobios, los que viven con oxígeno. Las plantas hacen lo contrario, pues necesitan CO2, luz y sales para fabricar su alimento. Por eso se dice que los árboles son excelentes capturadores de carbono.

La conciencia de las personas sobre la contaminación del aire y los riesgos asociados para su salud y la de sus hijos ha crecido significativamente en los últimos años, a menudo informada por campañas locales o nacionales dirigidas por organizaciones no gubernamentales (ONG), así como por la cobertura de los medios. En algunos países, grupos de ciudadanos preocupados, a menudo apoyados por ONG, han llevado a las autoridades a los tribunales por cuestiones de calidad del aire, y los tribunales han fallado a favor del derecho al aire limpio en varios casos.

¿Desde cuándo hay CO2 en la Tierra?

El interior de la Tierra han sido siempre la tradicional fuente de CO2. Los volcanes o géiseres son como las bebidas gaseosas de nuestro planeta y se comportan como una botella de refresco caliente. También las rocas carbónicas, que funcionan como una pastilla efervescente. Este gas se diluye en el agua. Sin embargo, durante millones de años ha habido un relativo equilibro entre emisiones y captación de CO2 por la flora terrestre. Se ha observado que cuando se ha roto ese equilibro ha habido una coincidencia con extinciones masivas. Eso no es precisamente un buen augurio.

Saber más sobre otro gas que produce calentamiento global como es el metano, click aquí .

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »