Dioxidano

Dioxidiano es lo mismo que hablar de peróxido de hidrógeno. Es un compuesto químico con características de un líquido altamente polar, fuertemente enlazado con el hidrógeno como el agua.

peroxido de hidrogeno

Generalmente se presenta como un líquido ligeramente más viscoso que este y destaca por su alto poder oxidante.

A temperatura ambiente, el peróxido de hidrógeno es un líquido incoloro de sabor amargo. De hecho, en el aire que respiramos hay pequeñas cantidades de peróxido de hidrógeno gaseoso. Es inestable y se descompone lentamente en oxígeno y agua con liberación de calor.

El peróxido de hidrógeno que procesamos y envasamos se encuentra en bajas concentraciones en gran cantidad de productos domésticos de uso medicinal. Se emplea además como blanqueador de ropa y de pelo. En el sector industrial, el peróxido de hidrógeno se usa en concentraciones más altas para blanquear telas y pasta de papel. La concentración se eleva al 90% cuando se usa como componente de combustibles para cohetes y para fabricar espuma de caucho.

Usos del peróxido de hidrógeno

Agricultura: el peróxido de hidrógeno tiene altas propiedades para destruir gérmenes y organismos patógenos por oxidación. También es útil a la hora de aportar oxígeno a las raíces y acelerar el proceso de germinación.

Medicina: el agua oxigenada es uno de los elementos claves de los botiquines de primeros auxilios por sus propiedades desinfectantes. Por eso, aplicarla en las heridas o cortes ayuda a prevenir infecciones además de estimular la cicatrización.

Estética: por su efecto de descomposición en la melanina, se usa como decolorante en los salones de belleza y en algunos productos para el cabello.

Ámbito doméstico: por su acción desinfectante, el peróxido de hidrógeno se usa para la limpieza de baños, cocinas, baldosas, vajillas, etc. Es además un gran blanqueador, desodorizador, higienizante y quitamanchas.

Peróxido de hidrógeno en la agricultura

Los productos ecológicos en la Agricultura se han convertido en una necesidad imperiosa. No hace mucho tiempo que se ha empezado a descubrir las múltiples utilidades que tiene el Peróxido de Hidrógeno en la Agricultura.

El Peróxido de Hidrógeno puede ayudarte en la Oxigenación de Sustratos, aportando oxígeno a tus raíces, cómo te puede ayudar a acabar con los hongos y plagas, cómo este compuesto puede acelerar el proceso de la germinación…

El Peróxido de Hidrógeno también conocido como agua oxigenada, es un líquido débilmente ácido, claro e incoloro. Es soluble en agua en todas sus proporciones, aunque es ligeramente más viscoso que ésta, debido a la cantidad de puentes de hidrógeno que puede formar. La Fórmula del Peróxido de Hidrógeno es H2O2 y su masa molecular es 34,014 g/mol, posee una estructura no polar H-O-O-H en sus cuatro átomos entrelazados covalentemente. El peróxido de hidrógeno es un producto sintético que se encuentra disponible comercialmente en soluciones acuosas de diversas concentraciones y ha sido considerado el mejor agente desinfectante por sus características oxidativas.

Este compuesto puede encontrarse en sistemas biológicos como el integrado por los seres humanos y ser descompuesto por unas enzimas “peroxidasas” sin causar mayor alteración. Así, y de acuerdo a muchos estudios que sustentan la afirmación, el peróxido de oxígeno reacciona frente a huéspedes nocivos que atacan al organismo mediante mecanismos oxidativos. Esta es la razón por la cual es un aliado perfecto en la actividad agrícola en todas sus formas.

Usos del Peróxido de Hidrógeno en la Agricultura

El sector de la Agricultura encuentra en el peróxido de hidrógeno un gran poder oxidante de este compuesto y un aliado imprescindible. Sobre todo en la erradicación de microorganismo y agentes patógenos que amenazan la salud de los cultivos. El peróxido de hidrógeno es capaz de reaccionar con la materia orgánica y descomponerse en sus elementos, oxígeno y agua. La Agencia para la Protección del Medio Ambiente (EPA) ha reconocido al peróxido de hidrógeno como el agente germicida más seguro y efectivo en los procesos agrícolas, tanto en la agricultura tradicional como en la agricultura orgánica.

Aplicaciones del Peróxido de Hidrógeno en cultivos

El Peróxido de Hidrógeno es un compuesto que actúa como bactericida, fungicida, como destructor de esporas, pudiendo disolver algunas sales por su fuerte acción desinfectante y los organismos activos de su composición. Es muy utilizado durante procesos de riego con aplicación sobre el follaje de las plantas para erradicar insectos y hongos, tanto de hojas como de sustratos. Adicionalmente, aporta beneficios al sistema radicular de la planta, ya que el agua oxigenada, como desinfectante, penetra en el suelo, se descompone y libera oxígeno por contacto directo con la materia orgánica, lo que se traduce en procesos fotosintéticos más eficientes. Normalmente se utiliza a bajas concentraciones, entre 3 y 9 %, pero se puede llegar a disponer de él hasta al 50 %.

En contraposición, se debe tener cuidado con las proporciones empleadas, debido a que el peróxido de hidrógeno no es selectivo, así que es capaz de eliminar todo tipo de organismos en los cultivos.

Oxigenación de Sustratos

Con el paso del tiempo, la tierra de los cultivos se va compactando por la presión que ejerce el mismo agua de riego. Este fenómeno trae serias consecuencias porque la falta de aireación en los intersticios del suelo genera pérdidas de oxígeno y obliga a añadir más agua de la realmente necesaria.

Esto va generando una compactación edáfica que termina eliminando la capacidad de aireación del suelo, con los riesgos que esto conlleva a cualquier siembra. Si se agrega peróxido de hidrógeno al 3 % una vez a la semana con el agua de riego, se le suministra una fuente de oxígeno al suelo que deja las raíces de las plantas libres de microorganismos y bacterias anaeróbicas (especies que no requieren oxígeno) pero también muy sensibles, así que el riego siguiente debe realizarse con agua libre de cloro.

Raíces oxigenadas

Los excesos de riego, tanto en cantidad como en frecuencia, aportan un gran riesgo a los cultivos. Las raíces de las plantas corren el riesgo de pudrirse, debido a que no cuentan con oxígeno porque este es desplazado por el mismo agua que se va acumulando, de alguna forma se puede decir que las plantas se ahogan en aproximadamente 24 horas de originarse la saturación.

Para ello, el Peróxido de Hidrógeno sigue siendo muy efectivo ante esta situación. Además del aporte de oxígeno a la planta, renueva los ciclos de aire que se dan en el suelo. Este proceso se debe repetir alternadamente. Es muy importante dejar que el suelo transpire y pueda eliminar los excesos de agua, así se debe esperar a secar al menos de manera superficial. Si se realiza un riego con una solución de peróxido de hidrógeno al 3 %, se puede solventar la situación.

Estimulante del crecimiento

Durante la etapa del metabolismo celular o fase vegetativa, las plantas producen catalasa, enzima capaz de descomponer por sí sola el peróxido de hidrógeno en oxígeno y agua; por ello es necesario que la dosis del compuesto sea menor en esta fase (entre el 1% y el 2%) Se recomienda regar durante la noche que son las horas donde la planta absorbe mayor cantidad de oxígeno. La aplicación de este tratamiento produce tallos más gruesos e incrementa los mecanismos de defensa en los cultivos, específicamente aumenta la producción de resinas que alejan a los insectos.

Cuando comienza la etapa de floración el uso del Agua Oxigenada debe ser interrumpido porque oxida las tricomas (pelos vegetales) antes de tiempo y las flores podrían interrumpir su crecimiento y perder aroma.

Supresor de hongos y plagas

Para evitar que las “moscas de humedad” se reproduzcan y dejen sus larvas en las plantas, es importante regarlas con una solución de Peróxido de Hidrógeno. En este sentido si se necesita repetir el proceso constantemente porque los huevos no son destruidos, así que se debe eliminar al insecto en sus otras etapas de vida. Esta solución de agua oxigenada también ayuda a erradicar los hongos que se desarrollan en la capa exterior de suelo.

Acelerador del proceso de germinación

La oxigenación de sustratos y raíces es una de las grandes ventajas que aporta el peróxido de hidrógeno al terreno, pero este también puede ser peligroso en exceso, no es una solución selectiva. En los procesos de germinación pueden acelerarlos hasta casi un 50 %, e inhibe a las bacterias y hongos de las nuevas raíces en su etapa más sensible.

Pero también hay que decir que puede romper la permeabilidad de las semillas y afectar a su correcto desarrollo. La aplicación debe mantener una concentración y unas proporciones acordes al proceso.

Gran poder fungicida, pesticida o insecticida

Con respecto al cultivo en sí, a sus partes vegetativas, las plagas, ciertos agentes patógenos son difíciles de detectar hasta que no se encuentran habitando en gran cantidad de cepas.

El Peróxido de Hidrógeno tiene la cualidad de eliminar todas estas plagas y bacterias que afectan de forma considerable a la producción y estado del cultivo. Para ello, una disolución de Agua Oxigenada puede ejercer un potente poder fungicida, pesticida o insecticida.

Sin embargo, está comprobado que como mejores resultados ofrece es con la prevención. Es decir, rociando los cultivos o siembras, con cantidades más diluidas, pero de manera quincenal o incluso semanal (entre el 1% y 2 %).

Esto permite, que antes de su reproducción, y debido a la cantidad de peróxido de hidrógeno, este se descomponga rápidamente en los tejidos externos, eliminando larvas, insectos, gusanos, pulgas o cualquier parásito que atente contra la salud de las plantas. El peróxido de hidrógeno es una excelente alternativa a los pesticidas convencionales.

Descompactador edáfico y recuperador de ciclos naturales del suelo

Con anterioridad hemos nombrado su gran capacidad para descompactar suelos y recuperar los intersticios donde se pueda albergar el aire. Algo de vital importancia tanto para las raíces como para la salud del suelo. Es una forma de proporcionar oxígeno necesario para que el exceso de agua no merme las raíces, especialmente en épocas de lluvias intensas.

Evitar este fenómeno de compactación también evita la proliferación de agentes patógenos, como bacterias u organismos anaeróbicos. Para ello, el riego por goteo con una disolución adecuada de peróxido de hidrógeno puede conseguir evitarlo (entre el 2% y el 3%).

Limpieza y desinfección de herramientas y útiles

Su capacidad desinfectante va más allá de organismos y plantas. El Agua oxigenada también es muy práctica sobre herramientas y útiles de labranza ofreciendo un gran resultado. En este caso, como mejor actúa es sumergiendo las herramientas en disoluciones de este versátil compuesto.

Conociendo la capacidad de reacción que tiene el peróxido de hidrógeno con la luz, se recomienda sumergir los útiles agrarios en disoluciones recién preparadas y a poder ser alejadas de la luz.

Acción fertilizante del peróxido de hidrógeno

El Peróxido de Hidrógeno en sus cantidades adecuadas, además de oxigenar y ayudar al terreno a recuperar sus ciclos de aire, provoca que las raíces absorban nutrientes con mayor facilidad, convirtiéndose así en un ayudante estupendo a la hora de Fertilizar.

Características del peróxido de hidrógeno para la agricultura 1. Eliminación de agentes patógenos, bacterias y posibles enfermedades que ataquen a los cultivos. 2. Es un biocida de gran acción. Así se especifica en la Norma UNE-EN 3. Capacidad desinfectante para material de cultivo, válvulas, macetas, bandejas y muchos más. 4. En zonas de irrigación, contribuye de forma más que significativa en la oxigenación del suelo. 5. Es un degradante de sustancias como pesticidas, cloro o herbicidas. 6. Es muy potente eliminando materia orgánica. Sobre todo cuando esta obstruye raíces o suministros de agua y riegos. Además elimina malos olores. 7. Los microorganismos no tienen la posibilidad de desarrollar tolerancia al peróxido de hidrógeno. Esto hace de él un gran aliado para eliminar cepas persistentes de microorganismos. 8. Favorece la germinación de las semillas y raíces. 9. Rompe la formación de capas calcáreas, evitando la futura formación de estas. 10. Es muy resistente y versátil frente a temperaturas y variaciones de pH. 11. Ofrece la posibilidad de no alterar las propiedades físicas de cualquier cultivo. 12. No genera sustancias residuales 13. Completamente biodegradable 14. Siempre que se utilice en las concentraciones y cantidades adecuadas, no es corrosivo.

Reactividad de peróxido de hidrógeno

Seguramente que observando sus usos y propiedades parece una sustancia muy accesible y manipulable. Sin embargo, hay que decir que puede producir reacciones químicas que liberan ciertas cantidades de energía. Sus enlaces covalentes con las moléculas de oxígeno permiten desprenderse de una de estas moléculas originando agua y oxígeno.

En la rotura de estos enlaces se desprende cierta energía, reacción exotérmica que puede generar algún riesgo en función de las concentraciones en las que se trabaje.

Esta reacción se representa:
2 H2O2(l) → 2 H2O(l) + O2(g) ΔHº = −98,2 kJ/mol

El peróxido de hidrógeno puede reaccionar de manera directa o tras disociarse en sus radicales. Sus mecanismos de reacción son bastante complejos, y aunque proceden de reacciones de catálisis, el medio en el que se desenvuelve la reacción es determinante.

Propiedades Físicas

Color: incoloro
Olor: penetrante y algo desagradable
Sabor: amargo
Temperatura de fusión: -0,41 °C
Temperatura de ebullición: 150,2 °C
Densidad a 25 °C: 1,4425 g/cm3
Viscosidad a 20 °C: 1,245 mPa.s
Calor específico a 25 °C: 2,628 J/g
Constante de disociación a 20 °C: 1,78 ? 10-12 con fuerza iónica cero

Toxicidad

Hay que ser conscientes de que su aplicación sobre la piel o ciertos órganos, en algunas concentraciones puede ser peligrosa. De hecho, todos sus envases y etiquetas advierten de estos peligros y otros consejos de seguridad a tener en cuenta ante su manipulación.

Inhalación: Produce irritación de las vías respiratorias, por lo que es muy aconsejable el empleo de mascarillas específicas y protección para ello.
Ingesta: Causa afecciones gastrointestinales que pueden pasar de ser muy leves a severos trastornos.
Contacto con la piel: Puede provocar quemaduras, por lo que en caso de contacto con la piel es fundamental lavar inmediatamente.
Contacto con los ojos: Es posible que causen irritación ocular, por ello, al igual que mascarilla se deben emplear gafas de seguridad.

Ahora que ya sabes que usos tiene el Peróxido de Hidrógeno en la Agricultura y como debes utilizarlo.

Para la agricultura puedes encontrar las siguientes concentraciones, elige la más adecuada a tu aplicación:
Comprar Agua Oxigenada al 8%
Comprar Agua Oxigenada al 30%
Comprar Agua Oxigenada al 35%
Comprar Agua Oxigenada al 50%


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »