Un estudio concluye que la covid-19 es estacional

Un estudio de ISGlobal concluye que la covid-19 es una infección estacional, asociada a la temperatura y a la humedad. La estacionalidad ha  sido motivo de controversia durante la pandemia, pero este estudio, el más extenso hasta ahora en cuanto al análisis de la relación entre el clima y la covid-19, ayuda a entender mejor la forma de contagiarnos.

La investigación, que abarca ciento sesenta y dos países de los cinco continentes, llega a la conclusión de que cuando baja la temperatura y la humedad aumenta la propagación de la Covid-19. Pero específica que cuando la temperatura es de doce grados a dieciocho hay una propagación preferente de la Covid-19. Con la humedad pasa igual, cuando oscila entre cuatro gramos y doce por metro cúbico. Unos valores muy parecidos a los que favorecen la gripe estacional. Por eso el estudio concluye que será muy importante la higiene del aire en los meses que las temperaturas bajan ya que se dan las mejores condiciones para la propagación del virus.

Hasta el momento, ha sido complicado de determinar si la covid-19 mostraba signos de influencia por la temperatura y la humedad. Esto es porque no habían suficientes registros y al mismo tiempo hay muchos factores que interaccionan con el virus y eso ha complicado de extraer conclusiones.

Al estudiar lo ocurrido en todo el mundo al inicio de la pandemia, antes de que se implementaran cambios en el comportamiento de la ciudadanía y en las políticas de salud pública, los científicos de ISGlobal hallaron una correlación negativa entre la tasa de transmisión (conocida con el término Ro) y la temperatura y humedad.

Abordaron el problema a partir de varias escalas, tanto espaciales como temporales. En las espaciales buscaban una consistencia en la tipología de relaciones que veían entre la propagacion epidémica y las condiciones metereológicas.

Posteriormente, el equipo analizó la evolución de esta asociación entre clima y enfermedad a lo largo del tiempo, y si era consistente a diferentes escalas geográficas (en regiones fuertemente afectadas por el virus, como Lombardía –norte de Italia–, Turingia –en el centro de Alemania– y Cataluña). Utilizaron un método estadístico diseñado para identificar patrones de variación similares en diferentes ventanas de tiempo y de nuevo, encontraron una fuerte asociación negativa para pequeñas ventanas de tiempo entre número de casos y clima (temperatura y humedad). 

Luego detectaron que el coronavirus SARS-CoV-2 se mantiene durante más tiempo en el aire con las temperaturas bajas y las humedades absolutas también bajas. Unas condiciones típicas que se viven en el hemisferio norte durante las estaciones de otoño e invierno.

Con una temperatura entre doce y dieciocho grados hay una propagación preferente de la Covid-19. Y la humedad, entre cuatro y doce gramos por metro cúbico. Son valores muy parecidos a los que hay cuando se manifiesta la gripe estacional. Esta semejanza no es casual, sino que en ambos casos se trata de virus encapsulados y, por tanto, resisten mejor las condiciones de baja humedad y bajas temperaturas. Tienen este componente estacional.

¿Cómo es que con estas temperaturas el virus resiste mejor?

Cuando el aire es caliente, tiene más capacidad de contener agua, y esto hace que haya una humedad más alta. Por eso la persistencia de los aerosoles en verano es diferente. 

El estudio constata más contagios con temperaturas y humedad bajas y destaca el papel de los aerosoles para propagar la infección

La temperatura y la humedad bajas favorecen la propagación del virus.

Cuando se enfría el aire, no hay tanta humedad, los aerosoles tienen un tamaño más pequeño y son capaces de persistir más en el ambiente. En estos casos, una persona puede estar sola en un espacio, pero como hace unas horas había otro grupo y no se ha ventilado, a pesar de tener la sensación de seguridad, aunque respira los aerosoles suspendidos en el aire que han dejado hace horas. Esto sería un caso extremo, pero sirve para explicar que es muy importante hacer un buena higiene del aire. Hay que mantener los espacios bien ventilados o higienizarlos con AOP FOG.

Hemos visto que la transmisión por contacto es mucho más reducida que no la transmisión aérea. Además, al ser partículas más pequeñas por el frío, son capaces de pasar las barreras respiratorias altas y llegar a los alvéolos, donde hay receptores más abundantes.

Ahora, hay que tener en cuenta que el clima es un factor importante, pero no el único. Es decir, el clima no es el causante de la enfermedad, sino que favorece o existe el ciclo epidemiológico.

¿Cómo es que en verano ha habido oleadas de contagios?

Esto podría deberse a varios factores, entre los que se incluyen concentraciones masivas de personas jóvenes, turismo y aire acondicionado, entre otros.

En verano hay una ola de la Covid-19 en un momento que no es el óptimo para el virus. Pero hay que tener en cuenta que esto no quiere decir que no se pueda transmitir durante el verano por:

– Si ponemos mucha gente en espacios cerrados

– O en espacios abiertos, pero muy cerca y sin medidas de protección.

– Durante el verano se usan muchos aires acondicionados en espacios cerrados, que secan el aire; por tanto, lo enfrían y baja la humedad absoluta. De este modo, las condiciones son similares a las que nos encontraríamos en invierno. Esto explica, por ejemplo, que haya brotes potentes en industrias cárnicas o de alimentación refrigeradas.

Hasta la covid-19, los científicos creían que la mayoría de las infecciones por virus respiratorios ocurrían cuando un contagiado expulsaba gotitas de saliva que llegaban a otra persona. Pero las investigaciones de la pandemia han dado la vuelta a este paradigma y ahora los expertos coinciden en que la mayor parte de los contagios se producen a través de los aerosoles, partículas diminutas que se acumulan en el aire en espacios interiores y permanecen suspendidas incluso durante horas.

No debemos bajar la guardia, sobre todo en la estrategia de la higiene del aire.

En Inglaterra, a pesar de que tienen porcentajes de vacunación elevados en la población, como aquí, hay cincuenta mil casos diarios, y casi mil muertos. Y no es el único país; en Alaska, donde alrededor del 80% de los mayores de sesenta y cinco años han sido vacunados, ahora salen de la peor ola desde que comenzó la pandemia. También en muertes. O los casos de los estados del medio oeste de Estados Unidos también viven un repunte, y en este caso van claramente ligados al cambio de las condiciones meteorológicas.

Es necesario utilizar las variables meteorológicas para el sistema de alerta pública. Ahora sabemos que estas variables tienen una incidencia para prever la evolución de olas.

La mascarilla es una herramienta de prevención aérea porque preferentemente el virus circula en suspensión. Por lo tanto, en todos aquellos espacios que ello implique un riesgo, es decir, los cerrados, deberíamos minimizar la exposición a los aerosoles. Y evidentemente, mientras no se pueda hacer de otra manera, esto se debe hacer con mascarilla.

¿Cómo se hace la higiene del aire?

Básicamente hemos de hacer bajar la concentración de aerosoles. Hay que extraerlos, bien filtrando el aire, bien ventilando el espacio o higienizando con AOP FOG. Si esto no es posible, debe haber barreras protectoras que dificulten la entrada de estos aerosoles, como la mascarilla.

Cuando baja la humedad, se reduce el tamaño de los aerosoles que transportan cualquier virus respiratorio, que pueden estar más tiempo en el aire y de esta forma aumenta la transmisión no solo de la covid-19, sino también de la gripe y de los catarros pero con AOP FOG eso no sucede porque la niebla ultrafina envuelve los patógenos con muchas microgotitas, consiguiendo entrar en la cápsula del virus para destruirlo por dentro.

Tabla de AOP biocida

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »