Calidad del agua doméstica

Podemos mejorar la calidad del agua que viene de la red pública con un sistema de ósmosis inversa. La ósmosis inversa es una tecnología de membrana que permite eliminar la salinidad del agua.

La ósmosis inversa mediante un tratamiento físico que no utiliza ningún tipo de aditivo ni producto químico elimina las impurezas del agua, haciéndola pasar a través de unas membranas semipermeables.

osmosi inversa membrana permeab

A diferencia de los procesos químicos (UV, jabones, ozono, etc) la ósmosis inversa atrapa las partículas al hacerlas pasar por una serie de mallas o membranas concéntricas de diferentes tamaños.

Hay ciudades que el sabor del agua es muy fuerte debido a su dureza. Por eso, ante esta situación muchos hogares optan por instalarse un sistema de ósmosis inversa en sus fregaderos. Es el sistema indicado para la producción de agua pura con un bajo contenido en sales, libre de virus y contaminantes químicos.

Los equipos de ósmosis inversa en el hogar proporcionan agua de calidad para beber y para cocinar.

¿Qué es ósmosis inversa y para qué sirve?

La ósmosis inversa es un sistema de filtración de agua que funciona a través de la presión. Con esta se conduce el agua por una membrana semipermeable que separa cualquier contaminante que contenga el líquido. De esta manera, a un lado de la membrana quedan los residuos mientras que al otro se obtiene una solución diluida baja en sólidos disueltos. Esta membrana semipermeable permite que ciertas moléculas o iones pasen a través de ella por difusión, aplicando una presión externa que venza a la presión osmótica.

La osmosis inversa se utiliza para desalinizar el agua del mar o tratar otros tipos de aguas. Asimismo, sirve para suavizar aguas, remover materia orgánica que contenga y separar contaminantes, como el plomo, el cloro o bacterias. Así pues, se trata de un proceso de purificación del agua natural.

¿Cómo funciona el proceso de ósmosis inversa?

Para que el proceso de ósmosis inversa sea efectivo se utiliza una bomba, que aumenta la presión del agua a tratar y que se encuentra a un lado de la membrana. Esta agua suele contener altos niveles de sal o contaminantes. Con la presión que hace la bomba, se fuerza el paso del agua a través de la membrana semipermeable y los residuos se envían al drenaje. Cabe destacar que la cantidad de presión requerida dependerá de la concentración de contaminantes y sales. Cuanta más alta sea la concentración, más presión se necesitará.

Con este filtrado obtenemos dos flujos de agua: el concentrado y el permeado. El primero hace referencia al agua de rechazo, que contiene los contaminantes concentrados, mientras que el segundo pertenece al agua filtrada o limpia. Por tanto, a medida que el agua circula por la membrana de ósmosis inversa, los contaminantes que no pudieron pasar, se desechan a través del drenaje. Como resultado obtenemos agua limpia, preparada para ser utilizada y consumida.

Cabe aclarar que en el sistema de ósmosis inversa se utiliza la filtración cruzada en vez de la estándar, por lo que los contaminantes se acumulan dentro del medio filtrante. Pero el filtro por el que pasa el agua tiene dos salidas: una para los residuos y la otra para el agua filtrada.

Filtros que se utilizan en la osmosis inversa doméstica

En todo el proceso intervienen una serie de filtros y elementos esenciales para la desinfección del agua. Los aparatos de ósmosis inversa que se instalan y se utilizan a nivel doméstico incluyen:

Filtro de sedimentos. Retiene las partículas en suspensión contaminantes. No llegarán a ser consumidas, además de que no deteriorarán la membrana y el aparato en general.
Filtro de carbón prensado. Elimina el cloro y los compuestos químicos del agua que provocan mal sabor u olor.
Filtro de carbón granulado. Purifica aún más el agua.
Membrana de ósmosis. Contiene los elementos de filtrado que eliminan los compuestos nocivos.
Filtro remineralizador. Elimina el sabor residual del agua purificada.
Acumulador. Como su nombre indica, se acumula el agua resultante del proceso, disponible para utilizar o beber.

¿Qué minerales elimina la ósmosis inversa?

Los sistemas de ósmosis inversa eliminan los contaminantes del agua, incluyendo nitratos, sulfatos, fluoruro, arsénico y muchos otros más. Pero tampoco dejan pasar minerales saludables como el magnesio, el calcio, el potasio o el sodio.

¿Qué es ósmosis inversa 5 etapas?

La ósmosis inversa es un sistema que permite transformar el agua de la red pública (conocida popularmente como “agua del grifo”) en agua de gran calidad, buen sabor y baja mineralización. Este proceso consiste en hacer pasar el agua por unos filtros (prefiltros y postfiltros) y por una membrana semipermeable.

¿Qué aplicaciones tiene la ósmosis inversa en el manejo de contaminantes?

Aplicaciones de Osmosis Inversa

Purificación de agua salobre para uso humano o industrial. Tratamiento de aguas de proceso y aguas residuales en la industria minera. Tratamiento de aguas de lixiviado en rellenos sanitarios. Acondicionamiento de agua para calderas

¿Qué aplicaciones tiene la ósmosis en la industria?

Aplicaciones industriales de ósmosis inversa

El agua osmotizada es recurrente y vital en las industrias alimentarias, médicas, farmacéuticas, químicas, cosméticas, etc. …

En industria de producción de agua para consumo humano. …

La reutilización de aguas residuales.

¿Qué es ósmosis en biología?

La ósmosis es el paso de un disolvente a través de una membrana semipermeable, la cual permite el paso de algunos tipos de partículas, pero no de todas. El proceso espontáneo es siempre el paso de disolvente hacia la solución más concentrada.

¿Cómo se lleva a cabo el proceso de ósmosis?

La ósmosis es un fenómeno de difusión pasiva que sucede cuando existen dos soluciones en un medio con diferente concentración de solutos, que están separadas por una membrana semipermeable (deja pasar solo el disolvente). Este fenómeno se produce de manera espontánea sin necesidad de aporte energético.

presion externa

¿Qué es mejor descalcificador o osmosis?

A grandes rasgos, la principal diferencia es que el sistema de osmosis inversa se usa para mejorar el agua que se bebe o se usa para cocinar mientras que el descalcificador está destinado a solucionar ciertos problemas del agua de toda la vivienda.

Mientras que el objetivo del primero es filtrar el agua para que sea más sana y presente un sabor más agradable, el descalcificador se utiliza para luchar contra las aguas duras y evitar así problemas como la corrosión en las tuberías, entre otros, que provocan más suciedad y más averías.

¿Cómo funciona cada uno de ellos?

Básicamente, el sistema de osmosis inversa es un sistema de filtración que elimina los minerales y otros contaminantes disueltos en el agua, mientras que el descalcificador utiliza un proceso mediante el cual se intercambian los iones de magnesio y calcio por iones de sodio, eliminando la cal del agua.

Deja un comentario

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »